Bengalí

Reproducir contenido en Español

El gato bengalí tiene la apariencia de un Jaguar (Yaguareté) o leopardo en miniatura por su manto atigrado. Es el resultado de la cruza de un gato doméstico con un gato salvaje. Por lo que conserva el espíritu salvaje de su antepasado selvático, como también la calma y cariño que nos brinda un gato doméstico.

Imágen de la cara del gato Bengalí.
  • Nombre científico: Felis catus – Prionailurus bengalensis.
  • Otros nombres: Bengala, Bengal.
  • País de origen: Estados Unidos.
  • Reconocido por: FIFe – CFA – TICA – WCF.
  • Tamaño: Grande.
  • Color de ojos: Amarillos verdosos, con contornos negros.
  • Peso: Entre 5 y 9 kilos.
  • Carácter: Hiperactivo, curioso, sociable, cariñoso y juguetón.
  • Actividad: Alta.
  • Alborotador: Alto.
  • Aseo: Poco.
  • Perdida de pelaje: Poco.
  • Esperanza de vida:  9 a 13 años.

♦ Origen:

Es el resultado de la cruza de un gato atigrado doméstico, y una gata leopardo nativa de Asia. Esta cruza se llevó a cabo en Estados Unidos en el año 1963. La elección del nombre de la raza proviene de la denominación que se le da científicamente de la madre (Prionailurus bengalensis). Lo que obtuvieron fue un gato con el manto similar al de un leopardo, esta raza presenta un lado aventurero y salvaje como su antepasado, pero con la tranquilidad de un gato doméstico. Fue reconocido como raza en 1991 por la asociación internacional de gatos, y en 1999 por la FIFe.

Las tres primeras generaciones que parten teniendo al Felis Bengalensis como uno de los progenitores, son llamados ejemplares fundacionales. Se lo considera un gato de la raza bengalí recién a partir de la cuarta generación.

Foto del gato Bengala en el parque.

♦ Particularidades fisicas:

El gato de Bengala presenta huesos pesados. Es robusto, fuerte, y musculoso, como su antepasado Felis Bengalensis. Para ser reconocido como bengalí, tiene que poseer un manto atigrado, el abdomen y las almohadillas plantares moteadas y la punta de la cola de color negro. La longitud de su cuerpo mide entre 25 a 30 centímetros.

Bengalí » razadegatos.info

Cuerpo

  • Torso: Es robusto, compacto y de color moteado en el abdomen.
  • Patas: Patas fuertes, las piernas traseras son más largas que las delanteras.
  • Cola: De tamaño medio, gruesa, y se afina en la punta, la cual es negra.
  • Musculatura: Musculoso y marcado.
Bengalí » razadegatos.info

Cabeza

  • Estructura: Es ancha y ligeramente triangular.
  • Orejas: Pequeñas (como las del leopardo asiático).
  • Ojos: Están separados, tienen forma de almendra, su contorno es negro, y su interior es de color amarillo verdoso.
  • Morro u hocico: Tiene nariz ancha y alargada. Con mandíbula prominente y ancha. Pómulos pronunciados.
Bengalí » razadegatos.info

Pelaje

  • Tipo: Corto, suave y pegado al cuerpo.
  • Patrón: Atigrado.
  • Colores: Marfil, amarillo, crema, naranja y dorado. También hay variaciones en la tonalidad de las manchas del manto que pueden ser: negro, canela o chocolate.

♦ Personalidad:

Combina un aspecto salvaje con una personalidad cariñosa y sociable. Es un gato muy activo y curioso, al cual le gusta investigar la casa y otros espacios. A causa de su hiperactividad necesita pasar tiempo en el exterior (jardín o terraza), porque le encanta saltar, correr y trepar hacia los lugares más altos.

Es astuto e inteligente, y se mantiene alerta y observador constantemente. Su instinto salvaje lo llevará a realizar algunas travesuras.

Tiene un maullido particular, diferente al de los gatos domésticos, pero parecido al de los grandes felinos, ya que es corto y cerrado.

♦ Comportamiento doméstico:

Es juguetón y cariñoso, se lleva bien en la convivencia con todos los integrantes de la familia. Se hace amigo de otras mascotas (gatos, perros, hurones).

Siempre buscará a su dueño, ya que el gato Bengalí es un fiel compañero. Lo esperará en la puerta cuando vuelva y se sentará y acurrucará junto a él. Su curiosidad es tal que inspeccionarán todo lo que esté a su alcance.

Fato del gato bengalí, (Bengal cat).

♦ Salud:

No se han detectado trastornos hereditarios. Pero si son más propensos que otras razas a sufrir un problema cardiaco llamado miocardiopatía, como así también peritonitis infecciosa felina.

Otro dato a tener en cuenta, muy poco común, es que puede desarrollar cuadros de inestabilidad emocional producto de su lado salvaje. Por lo que hay que tener presente que es necesario que el gato bengalí que adquirimos, provenga de al menos cuatro generaciones de cruces con gatos domésticos para que estén afianzados los genes de la domesticación.

♦ Nutrición:

Necesita una dieta balanceada y rica en nutrientes.

♦ Cria:

Si quieres un gato bengalí es importante que lo obtengas de un criadero oficial, con las máximas garantías de pureza y sanidad. Ya que al tener un antepasado salvaje hay que asegurarse que sea dócil para introducirlo en una familia.

♦ Aseo:

Al tener el pelo corto el mantenimiento del pelaje es mínimo, se recomienda una vez por semana. Se puede pasar un paño por el manto para que no quede apelmazado el pelo.

Video del Bengalí

♦ Curiosidades del Bengalí:

El gato bengalí es un gran nadador, esta característica proviene de la herencia de su antepasado salvaje, los cuales son grandes nadadores y pescadores.

Su navegador no soporta frames. Le recomendamos actualizar su navegador.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Pin It on Pinterest

Share This