Transportadoras para Gatos – Lo que debes saber antes de comprar

Reproducir contenido en Español

Transportadoras para Gatos – Lo que debes saber antes de comprar

Si estás pensando en irte de vacaciones y llevarte a tu gato, o tienes control con el veterinario o tienes en mente solo un simple paseo, vas a necesitar una transportadora para gatos, para que tu mascota pueda ir segura y a su vez, ambos puedan disfrutar el trayecto hacia su destino.

En el mercado vas a encontrar diferentes tipos de transportadoras para gatos. A continuación, te mencionaremos cuáles son las mismas y sus características, para que puedas comprar la que más te funcione a ti y a tu gato.

Tipos de transportadoras para gatos

Las transportadoras para gatos, tienen como finalidad mantener al gato cómodo en su interior y sobre todo seguro durante el viaje, para así evitar que se dañe ante algún movimiento brusco, que sufra durante el recorrido.

Hay 3 tipos de transportadoras en el mercado: caja, bolsa y mochila:

  • La más conocida es la transportadora de caja, también llamada Canil. La cual, al ser de plástico es más duradera, es rígida, tiene puerta tipo jaula de metal y posee buena ventilación. Si tienes un gato inquieto, esta es una buena opción, ya que son las de mayor espacio y las más resistentes. Si el viaje es en auto, estará seguro ante cualquier maniobra y puedes colocarle el cinturón de seguridad al canil transportador “para gatos”, para que esté más asegurado.
Gato en transportadora Canil.
  • Las bolsas transportadoras, vienen en diferentes estampas y colores, son livianas y prácticas, también permiten transportar a tu mascota de forma segura y cómoda, tienen rejillas para que puedas ver a tu gato. Otro dato es que tienen más espacio que el modelo de mochila.
Gatito en Bolso Transportador.
  • En cuanto a las transportadoras de mochila, son prácticas ya que se cuelgan en la espalda de quien realiza el transporte del gato. Tiene ventilas para que pueda respirar, algunos modelos son transparentes para que tu gato pueda ver el entorno.
Gatos en mochilas Transportadoras.

¿Qué transportadora me conviene comprar?

Al momento de elegir una transportadora, hay que tener presente algunas cuestiones:

Material: es importante que esté elaborado de un material que sea lavable, ya que si el viaje es muy largo el gato tendrá que hacer sus necesidades fisiológicas. Un material como el plástico o con revestimiento plástico son los que permiten una limpieza más fácil y profunda, lo que permitirá preservar mejor la higiene y la salud del gato.

Textura: transportadoras rígidas o blandas. Las rígidas protegen mucho mejor al gato y le garantizan su estabilidad. Hay que tener en cuenta que, aunque las paredes sean rígidas no significa que el gato no esté cómodo, más si cuenta con un material acolchado en su base.

Forma: Las que cuentan con la parte superior desmontable, favorecen la habituación del gato al encierro. Este factor es importante para las visitas al veterinario, cuando los gatos son asustadizos y tienen problemas de movilidad o de dolor, ya que el veterinario puede revisarlos dentro de la transportadora.

Transportador Canil para gatos.

Peso: las transportadoras deberían ser ligeras, ya que será muy difícil, cuando el gato esté dentro manejarla, si es muy pesada. Una solución podría ser las que incluyen un sistema de ruedas, aunque el ruido de las ruedas en superficies irregulares puede llegar a asustar al gato en su interior.

Dimensiones recomendadas: Antes de la compra, es necesario fijarse el tamaño del gato y constatar que la medida del transportador para gatos sea la adecuada, donde el felino se encuentre cómodo y con espacio como para voltearse, tumbarse o ponerse de pie.

Para terminar…

Si bien son modelos distintos, todos tienen en común hacer más fácil y práctico el traslado de nuestra mascota.

Es importante que nuestro gato sienta a la transportadora como parte de su vida, tanto en la casa como en la calle. Por eso te recomendamos que apenas adquieras el modelo de transportadores que más te guste, se lo muestres a tu gato y que lo dejes cerca suyo, en alguna parte de la casa para que él pueda explorarlo y jugar en su interior.

De esta manera pretendemos que se vaya familiarizando con la nueva adquisición, para que en el momento que lo utilices le resulte conocido y no se estrese tanto al viajar en él.

Su navegador no soporta frames. Le recomendamos actualizar su navegador.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Pin It on Pinterest

Share This