Thai

Reproducir contenido en Español

El gato Thai o gato siamés tradicional, es originario de Tailandia. Si bien es una raza antigua, se renombró recientemente, tiene una apariencia similar, pero distinta a la del siamés moderno y occidental. Sus principales diferencias radican en sus formas redondeadas, con un cuerpo más compacto, ojos alargados, y cola más corta que la del siamés moderno, pero con la punta redondeada y de espesor más grueso.

Se destaca por ser un gato sociable, alegre y muy afectuoso, que reclama mucha atención de sus dueños. Como así también por ser muy activo y un gran maullador, en especial en estado de celo.

Fotografía de la carita del gato Thai o siamés tradicional.
  • Nombre científico: Felis Silvestris catus.
  • Otros nombres: Siamés tradicional, Old Style Siamese, Siamés antiguo, Siamés clásico, Thaicat, Wichien-Maat, Applehead, Traditional Siamese, Classic Siamese, Tha.
  • País de origen: Tailandia.
  • Reconocido por: TICA – FIFe – WCF.
  • Tamaño: Mediano.
  • Color de ojos: Azul intenso o vívido.
  • Peso: Entre 3 y 6 Kilos.
  • Carácter: Curioso, ágil, temperamental, cariñoso, sociable, comunicativo, activo y enérgico.
  • Actividad: Muy alta.
  • Alborotador: Ruidoso.
  • Aseo: Bajo.
  • Pérdida de pelaje: Bajo.
  • Esperanza de vida: 15 a 17 años.

♦ Origen:

La raza Thai es originaria de Tailandia, allí se los llama por el nombre de Wichien-Maat que significa ‘oro de diamante’. En el siglo XIX se importó al Reino Unido, y fue exhibió en el London Crystal Palace en 1871. En esa época se planteó la distinción entre el thai o siamés tradicional cuya cabeza es redonda, y el siamés moderno, con la cabeza en forma triangular y alargada.

El apodo Applehead se originó por los criadores del siamés de estilo moderno, quienes lo utilizaban como peyorativo. Si bien es una raza antigua, se reconoció como raza en 1950. Ya para la década de los 80, en EE. UU. y Europa, se crearon los primeros clubes consagrados a los gatos thai. A fines del siglo XX la TICA (The International Cat Association) y WCF (World Cat Federation), entre otras, reconocieron al gato Thai como una nueva raza de gatos.

Los criadores empezaron en el año 2001 a importar al gato original de Tailandia, con el firme objetivo de expandir y preservar el gen del thai. En 2017 fue reconocido como raza por la FIFe.

Imágen del gato Thai, tambien conocido como el siamés antiguo o tradicional.

♦ Particularidades físicas:

El Thai es un gato cuyo cuerpo es más alargado que los gatos domésticos occidentales, pero menos que el moderno siamés u oriental, se podría definir como cuerpo “puntiagudo”. Posee un cuerpo pálido con extremidades oscuras.

Thai » razadegatos.info

Cuerpo

  • Torso: Esbelto y elegante.
  • Patas: Piernas de longitud media y con pies redondeados.
  • Cola: Mediana, gruesa y de punta redonda.
  • Musculatura: Musculoso.
Thai » razadegatos.info

Cabeza

  • Estructura: Redondeada y de tamaño medio. Perfil levemente curvo, hundido a la altura de los ojos.
  • Orejas: Medianas y anchas en su base.
  • Ojos: Grandes y ligeramente oblicuos, de color azul vívido.
  • Morro u hocico: Fuerte y con la mandíbula baja, hocico redondeado.
Thai » razadegatos.info

Pelaje

  • Tipo: Corto, brillante y de textura sedosa. Sin pelaje interior.
  • Patrón: Color blanco y/o marrón claro, con el hocico marrón oscuro, las orejas, las patas, y la cola de este mismo color. Por lo general posee la cara entera de color pardo, Tabby point (atigrado), Tortie (manchado)
  • Colores: Chocolate point (marrón claro), Seal point (marrón oscuro), Blue point (gris oscuro), Red point (naranja oscuro), Lilac point (gris claro), Cream point (naranja claro o crema), Seal (sólido).

♦ Personalidad:

Es curioso, ágil y sociable. Además, es muy inteligente y se le puede adiestrar con facilidad. Si bien es muy cariñoso y afectivo con su dueño, hay que mencionar que es sumamente temperamental y reclama atención constante. Es una raza muy activa y enérgica, así como también comunicativa por sus frecuentes vocalizaciones, si no se le hace caso, se deprime.

No soporta la indiferencia y odia la soledad. Su celo es muy intenso y se caracteriza por fuertes maullidos y marcajes.

♦ Comportamiento doméstico:

Es una raza afectuosa y fiel a sus amos. Por alguna conexión especial, elije a alguien en particular de la familia y necesita que esta persona se entregue totalmente a él para que el cariño sea recíproco. También puede generar fuertes vínculos con otros miembros de la familia, pero siempre y cuando estos le dediquen tiempo y paciencia para jugar con él.

Es un gran maullador, su tono es agudo y fuerte como el llanto de un bebé, más aún si es hembra y se encuentra en periodo de celo, sus maullidos pueden perturbar los oídos de sus dueños.

Foto del gato Thai descansando.

♦ Salud:

El Thai, por lo general goza de buena salud, sin embargo, puede padecer enfermedades genéticas como la estenosis de la válvula aórtica, que consiste en la reducción del orificio vascular del corazón. También puede padecer de Amiloidosis, que es una enfermedad en los bronquios del gato.

Los Thai se acicalan mucho, porque son extremadamente limpios, de esta práctica pueden generarse bolas de pelo en el tracto digestivo. Otro dato para tener en cuenta es que este gatito en sus inicios solía ser estrábico, en la actualidad se encuentra esta característica en menor medida debido a los cruces selectivos. Es por ello por lo que se aconseja asistir al veterinario para prevenir estas enfermedades.

♦ Nutrición:

Lo ideal es que el gato Thai consuma una dieta equilibrada, rica y variada. Si es necesario algo más, el veterinario se lo recomendará.

♦ Cría:

Cuando nace es totalmente blanco, ya que ha estado alojado calentito en el interior del cuerpo de la madre. Este gatito alcanza pronto la madurez sexual, tiene una gran actividad de ésta, y puede tener camadas muy numerosas.

♦ Aseo:

Es una de las razas de gatos más limpias, ya que se encargan de su propio aseo. Pero para mantener un buen y vistoso pelaje, es necesario cepillarlo al menos dos veces por semana.

♦ Curiosidades del Thai:

Las zonas del cuerpo más oscuras (Cara, orejas, cola y patas) tienen menor temperatura que las zonas claras. Esto es consecuencia de que el gen térmico hace que los pigmentos se fijen en las zonas más frías de la anatomía del gato.
En sus orígenes, la familia real tailandesa, amaba al gato Thai. Tenían varios ejemplares en el palacio, y era considerado puro y sagrado por su color blanco.

Se creía en el reino de Siam, que cuando una persona de alto rango fallecía, había que colocar un gato Thai cerca de su cuerpo porque el animal recibía el espíritu del muerto. Por lo que el felino se convertía en el guardián del difunto y vivía en un templo rodeado de lujos.

Su navegador no soporta frames. Le recomendamos actualizar su navegador.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Pin It on Pinterest

Share This