Razas de gatos con apariencia salvaje

Razas de gatos con apariencia salvaje

¿Sabías que hay razas de gatos con apariencia salvaje, pero no tienen ninguna relación con animales silvestres? Algunos fueron resultado de la mutación espontánea. Pero en otros casos fueron el fruto del trabajo de años de criadores, que buscaron crear razas que tengan un aspecto similar a los felinos salvajes.

Esto requirió múltiples cruzas selectivas entre varias razas de gatos domésticos, con un color de pelaje específico y con una contextura física determinada. Los resultados fueron gatos domésticos para todas las familias, sociables y juguetones, pero con la apariencia de felinos salvajes.

Entre las razas de gatos con apariencia salvaje encontramos las siguientes:

Bombay:

Es un gato con la apariencia de una pantera negra. Es el resultado del cruce entre un gato Burmés y un gato Americano de pelo corto color negro. La criadora buscó crear un gato parecido en aspecto a la pantera negra, es decir un gato negro de pelaje brillante y ojos color cobre. Se tardó varios años y múltiples cruzas, para fijar el estándar de esta raza.

Su nombre deriva de la ciudad (Bombay) en la que habita la pantera negra en la India. Es un gato fibroso, de tamaño mediano y pelaje corto, tranquilo, hogareño, compañero y cariñoso. Le fascinan los mimos y pasar tiempo con la familia.

Foto - El gato Bombay - Razas de gatos con apariencia salvaje

Ocicat:

Es una raza de gato fuerte y musculosa, con una apariencia similar al ocelote. De allí deriva su nombre, que proviene de la unión de las palabras en inglés ocelot (ocelote) y cat (gato). Es una raza cuyo origen son los Estados Unidos y es producto de la cruza selectiva de una gata mestiza (Siamés con Abisinio) con un gato Siames punto chocolate, y de esta manera nació un siamés con manchas atigradas.

El objetivo era lograr una réplica doméstica del Ocelote. Esto llevó a que otros criadores, hicieran cruzas entre los gatos abisinios, siameses, orientales manchados, mau egipcios y American shorthair, de las cuales se consiguió la morfología actual del Ocicat. El gato Ocicat es afectuoso y fiel a su dueño. Tiene una personalidad dominante, pero puede convivir con otros gatos e incluso con perros.

Foto - El gato Ocicat - Razas de gatos con apariencia salvaje

Sokoke:

Es un gato mediano y con cuerpo alargado, que tiene una apariencia similar a un felino salvaje. Es una raza oriunda del este de África, Kenia, más precisamente de los bosques lluviosos Sokoke Arabuke. De su lugar de origen proviene su nombre.

El surgimiento de esta raza es por mutación natural, en donde un viajero encontró unas crías de estos gatos, las cuales le parecieron raras. Esos gatitos despertaron el interés de los criadores por su apariencia, por lo que comenzaron a reproducirlos entre sí para desarrollar la raza.

Son gatos inteligentes, muy activos y les encantan las alturas, por lo que necesitan de espacios amplios. No es un felino agresivo, solo utilizan sus dientes y garras si se sienten amenazados. Crean un fuerte vínculo con sus dueños.

Foto - El gato Sokoke - Razas de gatos con apariencia salvaje

Mau egipcio:

Es un gato de tamaño mediano, alargado y musculoso. Atigrado en las patas, cola, pecho y frente, el resto del cuerpo es moteado haciendo contraste con un color claro de fondo. Es uno de los gatos más antiguos, se lo puede encontrar en pinturas de hace 4000 años, en compañía de faraones en el antiguo Egipto.

En cuanto a su personalidad podemos decir, que es un fiel compañero, pero muy posesivo de sus amos, busca que le presten atención y ser adorados constantemente. Es una raza de gatos territorial y celosa. Por lo que hay que tener cuidado con los más pequeños de la casa hasta que tome confianza.

Foto - El gato Mau Egipcio - Razas de gatos con apariencia salvaje

Lykoi:

Quizá el gato más raro de esta lista, ya que su apariencia no es parecida a la de un felino. Es un gato con un aspecto parecido a los lobos. Es una raza de origen estadounidense, la cual surgió como consecuencia de una mutación natural y nace del cruce entre dos gatos domésticos de pelo corto. Los gatitos nacieron con un extraño pelaje y con algunas partes sin pelo.

El nombre de la raza es de origen griego y significa “Lobo”, ya que sus ojos y pelaje, hacen que su apariencia nos haga recordar a este animal. Algunos criadores se interesaron por su apariencia por lo que comenzaron con la cría de esta raza de gatos. Cabe destacar que es un gatito con un carácter cariñoso, mimoso y juguetón.

Foto - El gato Lykoi - Razas de gatos con apariencia salvaje
Su navegador no soporta frames. Le recomendamos actualizar su navegador.

Síguenos en nuestras redes sociales:

es_ESSpanish