¿Los gatos pueden nadar? ¿Le temen al agua?

Reproducir contenido en Español

¿Los gatos pueden nadar? ¿Le temen al agua?

Como ya mencionamos en la entrada de ¿a qué edad dar el primer baño a tu gato?, hay que tener en cuenta que no a todos los gatos les gusta el agua, en su mayoría evitan mojarse y se refugian cuando llueve. Pero esto no quiere decir que no sepa nadar o que todos los gatos odian el agua.

Cualquier felino, tanto los salvajes como los domésticos, son capaces de nadar por instinto y así sobrevivir ante una situación de peligro, como por ejemplo caer por accidente al agua. Esto no quiere decir que probemos tirando a nuestro gato a la piscina, ya que sería nocivo para él si no le agrada. Te darás cuenta que no le teme al agua, cuando lo veas dar un chapuzón por sí solo.

¿Por qué los gatos tienen miedo al agua?

Algunas de las causas son:

Hay razas que surgieron en zonas cercanas a ríos y mares, por lo que tienen antepasados pescadores. En estos casos disfrutan del agua como, por ejemplo, el gato Maine Coon, Abisinio, Manx y Van Turco, entre otros. Mientras que otros vivían en desiertos, bosques, sabanas y raramente al borde del mar. Quizás esa sea la razón por las que hay razas a las que no le agrade el agua.

Gato en el muelle. ¿Los gatos pueden nadar?

Incluso si nunca fue expuesto al agua, ni siquiera para un baño, una zambullida podría ser la causa de que desarrolle estrés.

Otra posible causa es que cuando se empapa su pelo con agua, el peso repentino puede hacer que entre en pánico e intente escapar de la misma.

¿Cómo familiarizar a un gato con el agua?

Si comenzamos este acercamiento con el agua, cuando es cachorro, aprenderá a disfrutarla e incluso lograremos que cuando un gato sea adulto no tenga problemas en darse un chapuzón.

Gato en la piscina.  ¿Los gatos pueden nadar?

Si quieres habituar a tu gato al agua en una piscina, ten presente los siguientes consejos: principalmente comprobar que no sea alérgico al cloro. Luego que la temperatura de la piscina sea adecuada para él (ni fría ni caliente). No obligues a tu gato a entrar al agua si no quiere, no lo introduzcas en una parte profunda, verifica que pueda salir solo fácilmente. Es importante actuar con tranquilidad, con caricias y hablar en tono suave. Introducirlo lentamente en el agua e intenta mantenerlo agarrado en todo momento.

Si notas que a tu gato le gusta el agua, anímalo a que nade solo, pero mantente cerca por si te necesita. Pero si se asusta, inmediatamente tienes que retirarlo del agua para evitar que desarrolle temor a ella.

Por último, sécalo muy bien, tanto su cuerpo como sus orejas. Los gatos tienen canales auditivos profundos y hay que evitar que le ingrese agua y se produzca una infección.

Conclusión

Gato jugando en la pileta. ¿Los gatos pueden nadar? ¿Le temen al agua?

Lo importante es observar y decodificar qué es lo que tu gato quiere, si disfruta o no del agua. Y sobre todo no obligarlo a una zambullida que desea, respetar su instinto gatuno siempre.

Su navegador no soporta frames. Le recomendamos actualizar su navegador.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Pin It on Pinterest

Share This