Leyendas sobre el origen de la letra M en la frente de los gatos atigrados

Reproducir contenido en Español

Leyendas sobre el origen de la letra M en la frente de los gatos atigrados

Son muchas las razas de gatos en las que podemos observar una característica M en su frente, como si se hubiese dibujado en ella. No es una marca característica de los gatos de raza, podemos encontrar gatos mestizos con la misma marca, lo que todos ellos tienen en común es que tienen el mismo patrón de pelaje Tabby (atigrado).

Existen leyendas de dos religiones diferentes que explicarían la aparición de dicha M en la cabeza de los gatos.

Leyenda de la religión católica:

Una de ellas pertenece a la religión católica y cuenta lo siguiente: Cuando el niño Jesús nació, el pesebre estaba lleno de animales, entre ellos había una gata. Una noche el niño Jesús lloraba y la gata se colocó sobre sus pies para calentarlo y con su ronroneo, consiguió calmarlo y relajarlo por lo que se quedó dormido.

La Virgen María, estaba muy agradecida con la gata y le acarició la cabeza, allí le apareció la M de María. Toda la descendencia de esa gata nació con dicha marca y se los considera gatos puros y buenos.

Letra M en la frente de los gatos

Leyendas de la religión islámica (dos versiones):

La segunda leyenda, perteneciente a la religión islámica, tiene dos versiones, ambas muy similares a la primera. Los musulmanes son muy respetuosos con los gatos, ya que Mahoma fue un gran amante de este animal. Existen muchas leyendas en torno a la relación del profeta del islam con los gatos.

Primera versión:

Una versión cuenta que Mahoma tenía una gata a la que le gustaba dormir junto a él y una noche se quedó dormida encima de la manga del abrigo. Al día siguiente Mahoma tenía que salir, y al ver a la gata dormida encima de la manga del abrigo, se fue sin él para no despertarla.

Cuando regresó Mahoma, la gata muy agradecida, se acercó a él y comenzó a frotarse en sus piernas. Mahoma al ver que su gata le estaba agradeciendo el gesto de haberla dejado dormir, la acarició y le apareció la M en la frente, “la M de Mahoma”. Desde entonces, todos los gatos descendientes de esa gata nacieron con la letra M en su frente.

Gato con letra M en la frente. Letra M en la frente de los gatos.

Segunda versión:

La segunda versión cuenta que un gato salvó a Mahoma de la mordedura de una serpiente venenosa, muy común en Arabia. El profeta estaba ocupado orando y no se percató de la proximidad de una serpiente, que esperaba sigilosa escondida en un hueco. Un gato apareció rondando y logró ahuyentarla.

Mahoma acarició al gato en la frente, pasando su mano por la cabeza del gato, dibujando en su cabeza el patrón en forma de ‘M’ con cinco trazos, que desde entonces portan en la frente todos los gatos atigrados. Esta marca serviría para recordar que Mahoma adoraba a los gatos y estos animales siempre deben respetarse.

El gato y su relación con la espiritualidad y los mitos:

Estas hermosas historias, dan cuenta de como la figura del gato siempre estuvo relacionada con la espiritualidad y el misticismo, desde los egipcios, existen fascinantes historias que los involucran y dan cuenta de su pureza y la prosperidad que traen a nuestros hogares.

Su navegador no soporta frames. Le recomendamos actualizar su navegador.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Pin It on Pinterest

Share This