Dwelf

Reproducir contenido en Español

El gato Dwelf es interesante, no solo por su buen carácter y temperamento, sino por tener diferentes rasgos de las razas que se cruzaron para su creación, las cuales le dan un aspecto llamativo y a la vez distintivo. Es calvo como el Sphynx (gato esfinge), enano como Munchkin y tiene las orejas curvas como el Curl americano.

Imágen de la cara del gato Dwelf.
  • Nombre científico: Felis catus.
  • Otros nombres: Dolfes, Dvelfy, D`alf.
  • País de Origen: Estados Unidos.
  • Reconocido por: Aún no reconocido por entidades felinas.
  • Tamaño: Pequeño.
  • Color de ojos: Verdes, azules o grises.
  • Peso: Entre 1,5 y 3 kilos.
  • Carácter: Inteligente, sociable y cariñoso.
  • Actividad: Baja.
  • Alborotador: Silencioso.
  • Aseo: Moderado.
  • Pérdida de pelaje: Poco.
  • Esperanza de vida: 12 a 15 años.

♦ Origen:

La raza Dwelf se creó hace muy pocos años. Fue alrededor del año 2009 que criadores realizaron la cruza entre los gatos Munchkin, American Curl y Sphynx. El resultado fue un gato con ausencia de pelaje como el Sphynx (Esfinge), con patas cortas como el Munchkin y las orejas curvas del Curl Americano. Su nombre deriva de la conjunción de dos palabras en inglés enano (dwarf) y Elfo (elf).

Actualmente no ha sido aceptada por entidades de registros de nuevas razas de gatos.

foto del gatito Dwelf bebé.

♦ Particularidades físicas:

El Dwelf es un gato con orejas curvas, de tamaño pequeño. Con patas cortas y sin pelo.

Dwelf » razadegatos.info

Cuerpo

  • Torso: Largo y abdomen redondeado.
  • Patas: Piernas cortas y musculosas. Las delanteras aún más cortas que las traseras. Pies grandes y ovalados.
  • Cola: Larga, delgada y con algunos mechones en la punta. Tiene forma de vara.
  • Musculatura: Definida.
Dwelf » razadegatos.info

Cabeza

  • Estructura: Es más larga que ancha, cráneo redondeado y con pómulos prominentes.
  • Orejas: Curvadas hacia atrás, redondas y grandes.
  • Ojos: Grandes y con forma de almendra.
  • Morro u Hocico: Corto y fuerte.
Dwelf » razadegatos.info

Pelaje

  • Tipo: No tiene pelo o posee una pelusa imperceptible a la vista. Su piel presenta arrugas. Algunos tienen manchas oscuras en la cara y el resto del cuerpo.
  • Patrón: Se aceptan todos los patrones.
  • Colores: Natural o negro.

♦ Personalidad:

Los gatos Dwelf son sociables, amigables, juguetones e inteligentes. Tan interactivos y cariñosos, que algunas personas plantean que su personalidad se asemeja más a un perro que a un felino. Le gusta ser el centro de atención de sus dueños y no tolera pasar tiempo solo.

♦ Comportamiento doméstico:

Son ideales para familias que tienen mucho tiempo para dedicarle a su cuidado y atención, ya que les encanta la compañía humana y no les gusta pasar muchas horas solos. Necesita que le proporcionen un ambiente interior seguro. Se adaptan con facilidad a un nuevo lugar, y pueden convivir en hogares con niños y otras mascotas.

imágen del gato Dwelf o gato dolfes.

♦ Salud:

No se conocen enfermedades genéticas. Solo cabe mencionar que, al ser un gato de patas cortas, hay probabilidades de que estos gatos puedan desarrollar deformidades en sus piernas, las cuales pueden generarle dolor y debilidad por el desarrollo anormales de sus articulaciones. También hay que recordar que, al no tener pelo, se debe tener cuidado con el sol cuando está al aire libre, para que no sufra quemaduras, como también cuidarlo del frio para que no sufra hipotermia.

♦ Nutrición:

Como todas las razas de gatos requiere de una alimentación balanceada y rica en proteínas. Un dato para tener en cuenta es que tiene un abundante apetito, es decir tiende a comer en exceso, esto se debe a que la ausencia de pelaje hace que gaste mayor cantidad de calorías para calentar su cuerpo.

♦ Cría:

Cuando son pequeños hay que protegerlos del frio en invierno, motivo por el que su madre permanecerá con ellos más tiempo que otras razas de gatos.

♦ Aseo:

El Dwelf es un gato que requiere de varios cuidados. A pesar de no tener pelo necesitan un aseo semanal, utilizando un paño suave y húmedo para limpiar la suciedad, a la que queda expuesta su piel al no tener pelos. También mensualmente o cada dos meses darle un baño, con un champú especial para gatos calvos (suaves y sin olor), esta práctica no se recomienda realizarla frecuentemente, ya que podemos dañar su piel, al quitar en exceso el cebo protector de ella.

Al tener las orejas curvas, esta raza no se las puede limpiar cuando se acicala. Por lo que su dueño tiene que realizar la limpieza de sus oídos, para eliminar toda acumulación de cera o suciedad y así evitar futuras infecciones. Hay que tener cuidado al momento del aseo (por sus orejas curvas), razón por la que son frágiles y pueden dañarse fácilmente cuando se manipulan.

♦ Curiosidades del Dwelf:

El gato Dwelf es una de las pocas razas de gatos pequeños sin pelo que existen. No mide mucho más de 40 centímetros y tienen un peso promedio.

Su navegador no soporta frames. Le recomendamos actualizar su navegador.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Pin It on Pinterest

Share This