Cuidados de un Gatito Bebé

Reproducir contenido en Español

El gatito bebé pueden ser separado de su madre y los compañeros de camada (sus hermanos) cuando se destetan, esto es a partir de las 6 o 7 semanas de vida. Los gatos, al igual que los bebés humanos, requieren de mucha atención, visitas al veterinario, buena alimentación y procurar una pronta socialización con las personas.

Gatito bebe intentando erguirse. Imagen para los cuidados de un gatito bebé.

Importancia de la atención veterinaria

Las visitas al veterinario deben ser periódicas, y tendrían que ser más frecuentes durante los primeros meses de vida de nuestro gatito. Luego del año pueden ser más espaciadas en el tiempo. El veterinario será quien le administre el plan de vacunación correspondiente a la edad del gato, y a quien recurrirás por cualquier afección que pueda presentar tu mascota.

Al igual que los bebés humanos, los gatitos reciben de sus madres inmunidad (conocida como inmunidad materna) a través de la leche de su madre. Pero esta inmunidad materna disminuye lentamente con el tiempo, y los cachorros deben vacunarse de acuerdo con el plan de vacunación, entre los 2 y 3 meses de edad.

Las vacunas no pueden estimular eficazmente el sistema inmunitario del gatito mientras dure el periodo de lactancia, por eso la primera dosis se da tras el destete. Esto asegura que el felino reciba una dosis efectiva de la vacuna poco después de que la protección materna haya desaparecido. Mientras no estén vacunados hay que restringir el contacto con otros gatos, para así prevenir enfermedades.

Una de las afecciones más comunes que sufren los gatitos bebés y por la cual deberás recurrir al veterinario son los parásitos intestinales.

Las larvas pueden pasar a través de la placenta o la leche materna. Los gusanos son tan comunes y frecuentes en las crías, que generalmente los veterinarios lo tratan con un antiparasitario de amplio espectro como medida preventiva de rutina.

Los exámenes fecales, son tratamientos adicionales, que generalmente se repiten después de la desparasitación hasta que dos exámenes fecales sucesivos den negativos.

Los parásitos externos, como las pulgas, también deben tratarse, pero solo con productos recomendados por un buen veterinario para no dañar a tu minino. De esta manera prevenimos contagiar a otras mascotas de la casa.

Fotografía de una Veterinaria vacuna gatito bebe. Cuidados de un gatito bebé.
Gatitos bebes tomando leche. Foto para "cuidados de un gatito bebé"

Dieta de un gatito bebé

Una nutrición adecuada es importante durante toda la vida del gato, y en especial durante el periodo de crecimiento y desarrollo de los gatitos bebés. Estos al estar en pleno crecimiento necesitan más grasas, calorías, proteínas, vitaminas y minerales, para satisfacer todas sus necesidades, las cuales inciden en su crecimiento y desarrollo óptimo.

Los gatitos necesitan varias comidas al día especialmente formuladas. El número de comidas diarias puede ir disminuyendo gradualmente, a medida que el gato envejece, pero la alimentación de calidad debe continuar hasta la edad adulta (aproximadamente de 9 a 12 meses).

Gatito bebe recibiendo cariño. Imagen para el articulo de los cuidados de un gatito bebé.

Socialización del gato bebé con otras mascotas y personas

Los gatos aprenden a socializar con sus hermanos (compañeros de camada) y su madre. El contacto con humanos antes de las 10 o 12 semanas de vida es importante para que los gatos se conviertan en buenas mascotas.

Por lo general aquellos que no tuvieron esta socialización inicial, son más temerosos y evitan el contacto humano. Jugar con nuestro gatito y proporcionarle juguetes interactivos, puede ayudar a desarrollar un mejor vínculo, como así también, disminuir los comportamientos destructivos.

Introducir un gato nuevo en casa y presentárselos a otras mascotas, como perros u otros gatos, puede requerir una socialización adicional, independientemente de la edad. Algunos gatos son territoriales y ven a un nuevo integrante como un intruso.

Esto puede desencadenar comportamientos indeseables como: revisar la orina, ensuciar la caja de arena o pelear con el recién llegado.

Los gatos deben introducirse con cualquier animal nuevo de forma gradual. Por ejemplo, el gato y la nueva mascota deben olerse a través de una puerta que separe las habitaciones primero; luego cada animal hará una mayor investigación uno del otro.

Después de un día o dos, si ambos animales parecen tranquilos en presencia de la otra mascota, pueden permanecer juntos ​​por períodos cortos mientras estén supervisados, lo que gradualmente conducirá a tiempos más largos.

Este proceso requiere paciencia, ya que puede llevar 6 meses o más, integrar completamente un nuevo gatito en un hogar con otras camadas. Pero al final el resultado es que los animales se terminan adaptando entre sí

Su navegador no soporta frames. Le recomendamos actualizar su navegador.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Pin It on Pinterest

Share This