Castración de Gatos y diferencias con Esterilizar

Reproducir contenido en Español

Foto de una gatita. Para el artículo de castración de gatos y diferencias con esterilizar.

¿Castrar o esterilizar a nuestra mascota?

Diferencias

Muchos dueños no conocen la diferencia entre estas prácticas. Por lo que se hace más difícil tomar la decisión de realizar alguna de ellas para controlar la fertilidad de las mascotas.

Como es una decisión que importa para la vida de nuestro gato, es fundamental informarnos bien y asesorarnos con un veterinario.

Para comenzar hay que diferenciarlas. No es lo mismo castrar que esterilizar una mascota. Ambas tienen el mismo objetivo, evitar que nuestra mascota tenga un embarazo no deseado. Pero en la castración hay ausencia de actividad sexual, mientras que, en la esterilización, se mantiene una conducta sexual normalizada.

Catrar o Esterilizar a los machos:

La castración consiste en una técnica quirúrgica, en la que se extraen las glándulas sexuales. En este caso los testículos, pero conserva la bolsa escrotal.

Mientras que, en la esterilización, no es una práctica tan invasiva, lo que realizan es seccionar los conductos (seminíferos) que unen los testículos con el pene.

Imagen de una gata en el Quirófano. Para castración

Castras o Esterilizar a las hembras:

Se pueden realizar dos tipos de castración: la ovariectomía, que consiste en extraer ambos ovarios de la hembra o el ovario histerectomía, en la cual además de los ovarios, se extrae el útero.

Por otro lado, la esterilización de la hembra, al igual que en los machos, es menos invasiva, y consiste en la ligadura de las trompas de Falopio.

Ventajas y desventajas

La castración en gatos tiene más ventajas que desventajas:

En el caso de las hembras, previene tumores de ovario, mama y matriz, como así también posibles infecciones. Incluso al eliminar el celo, con él desaparecen los problemas en el comportamiento de las gatas, a causa de dicho estado.

En los machos, la castración previene que el animal desarrolle tumores en los testículos, próstata y ano.

 

En cuanto a las desventajas podemos nombrar:

Cambios en el comportamiento, incontinencia urinaria y obesidad. Sin embargo, los veterinarios recomiendan la castración de los gatos, apoyándose en mejorar su comportamiento y la prevención de problemas de salud.

Una gata en celo maullando. Foto para la entrada de castración o esterilización de los gatos.

Conclusión:

La gran diferencia entre castración y esterilización es que esta última no contribuye a amansar el carácter de los gatos. Esto se debe a que las hormonas siguen funcionando al mismo nivel que antes de la intervención, por lo que la conducta sexual no se modifica, es decir, se evita la fertilidad, pero se mantiene una conducta sexual normal.

Ambas técnicas se deben realizar, preferentemente antes que el gatito alcance su madurez sexual, esto ocurre entre los 5 y 6 meses de vida, dependiendo la raza. Algunos veterinarios aconsejan realizarla a partir de los tres meses, la edad dependerá de lo que determine el profesional.
Pero si adoptaste un gato adulto y no está castrado, no te preocupes, los gatos se pueden esterilizar a cualquier edad.

Ahora que conoces la diferencia entre ambas prácticas de esterilización, puedes elegir la mejor opción para tu mascota. Recuerda conseguir asesoramiento de su veterinario.

Su navegador no soporta frames. Le recomendamos actualizar su navegador.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Pin It on Pinterest

Share This