Burmés

Reproducir contenido en Español

El gato Burmés, es una raza que se originó entre las fronteras de Birmania y Tailandia. Comparte muchas similitudes con el Siamés, tanto en rasgos como en su personalidad, pero con una cara achatada, ojos ligeramente separados y el pelaje en diversas tonalidades de marrón.

Foto de la cara del Gato Burmés.
  • Nombre científico: Felis catus.
  • Otros nombres: Burmese.
  • País de origen: Frontera entre Tailandia y Birmania.
  • Reconocido por: FIFe – CFA – TICA – WCF.
  • Tamaño: Mediano.
  • Color de ojos: Amarillo oro, dorado, naranja amarillento.
  • Peso: Entre 4 y 7 Kilos.
  • Carácter: Cariñoso, juguetón y hablador.
  • Actividad: Media.
  • Alborotador: Moderado. (Ruidoso en periodos de celo).
  • Aseo: Poco.
  • Pérdida de pelaje: Poco.
  • Esperanza de vida: 12 a 18 años.

♦ Origen:

Durante 1930, en San Francisco, Estados Unidos, el Dr. Joseph Thompson importó una gatita marrón desde Birmania, llamada Wong Mau, y notó que la misma era lo suficientemente diferente al gato siamés. Por lo que consideró que dicha raza, tenía un gran potencial como para convertirse en una raza separada.

Por otro lado, tanto en Birmania como en Tailandia, ya eran gatos muy antiguos. Pero no se sabe con exactitud como se originó.

Se dice que, en 1871, se organizó una exposición de gatos en Crystal Palace. Allí se exhibió una raza muy parecida al gato Tonkinés moderno. Eran unos gatos siameses que se parecían mucho a los gatos Burmeses estadounidenses modernos en sus características. Esta raza era producto de cruzas entre siameses y otros gatos domésticos, a la que llamaban Chocolate Siamés (Siamés chocolate).

Actualmente esta raza de gatos es reconocida por muchas asociaciones felinas, entre ellas: TICA, CFA, WCF, y FIFe.

Imagen del gato Burmés, en sus diversas tonalidades del color marrón.

♦ Particularidades físicas:

El Burmés es un gato notablemente robusto para su tamaño. Posee un hocico plano, cabeza ancha, ojos ligeramente separados y el pelaje corto, en diferentes tonalidades de marrón.

Burmés » razadegatos.info

Cuerpo

  • Torso: Robusto.
  • Patas: Piernas de mediana longitud, con pies ligeramente redondeados.
  • Cola: De longitud media.
  • Musculatura: Definida, con musculatura sólida, deben sentirse pesados para su tamaño.
Burmés » razadegatos.info

Cabeza

  • Estructura: Redonda y ancha.
  • Orejas: Medianas, anchas en la base y redondeadas en las puntas.
  • Ojos: Redondeados y separados.
  • Morro u hocico: Corto y aplanado.
Burmés » razadegatos.info

Pelaje

  • Tipo: Pelaje corto y fino, con un brillo notable.
  • Patrón: Uniforme sobre el torso, y sombreado en sus extremidades.
  • Colores: Tonalidades de marrón preferentemente oscuros. También se aceptan variantes en crema, chocolate, y champagne.

♦ Personalidad:

Es un felino que se caracteriza por formar fuertes lazos con su dueño y llamar constantemente su atención. Tiene muchas similitudes de personalidad con el gato Siamés, por lo que sus maullidos en especial (en periodos de celo) nos provocarán algunos dolores de cabeza. Aunque sus voces son más dulces y suaves.

♦ Comportamiento doméstico:

Los gatos Burmeses son buenos escaladores, adoran los lugares altos para jugar y saltar. Es un gatito muy cariñoso al que le encantan los mimos y estar cerca de su amo. A menudo les gusta estar acompañados por otros gatos Burmeses, pero no tanto de otras razas.

Foto del gato burmés, o "Burmese cat", en ingles.

♦ Salud:

El gato Burmés no presenta enfermedades comunes. De igual forma, es recomendable hacer visitas periódicas al veterinario.

♦ Nutrición:

Al ser un gato robusto y con una musculatura palpable. Se debe cuidar su alimentación para que no desarrolle obesidad, como así también, disponer de espacios para que pueda hacer actividades físicas.

♦ Cría:

Se recomienda que en las primeras 12 semanas de vida, el gatito Burmés este con su mamá y hermanos, para que aprenda todo lo necesario de ellos. Transcurrido ese tiempo, recién podrá integrarse a su nueva familia con humanos.

♦ Aseo:

No requiere de muchos cuidados ,ya que posee un pelaje corto y fino. Con un cepillado semanal será más que suficiente para mantener su pelo suave y brillante.

♦ Curiosidades del Burmés:

Una nueva mutación de color llamada “Russet” apareció en el año 2007 en Nueva Zelanda. Cuando nacen los gatitos de esta variedad poseen un pigmento de marrón oscuro, y a medida que crecen se va desvaneciendo hasta convertirse en un color anaranjado.

Su navegador no soporta frames. Le recomendamos actualizar su navegador.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Pin It on Pinterest

Share This